Noticias

 

El Ayuntamiento de Bedia ha finalizado las obras de renovación del puente sobre el arroyo de Lekubaso, en el límite del barrio bediarra de Eroso-Ugarte con Usansolo (Galdakao), una zona muy frecuentada por paseantes. 

El proyecto, adjudicado a la empresa Construciones Lasuen, tenía como fin reparar el puente dañado el pasado mes de febrero por las lluvias y la crecida del arroyo de Lekubaso y el muro de mampostería que soporta el camino de acceso por Galdakao a la zona conocida como Garabi.

Los trabajos han concluido con la renovación del citado puente, que cuenta ahora con un marco prefabricado de hormigón de mayores dimensiones que las del paso anterior. Han incluido también la reconstrucción de un muro que se había derrumbado, y que ha sido sustituido por un tramo de escollera. Además, se ha procedido a pavimentar el tramo del camino de acceso al barrio de Garabi, entre el puente y el muro de escollera.

El presupuesto final del proyecto ha ascendido a 98.000 euros y ha contado con una subvención de la Diputación Foral de Bizkaia.

Aunque no ha tenido afección sobre el tráfico de vehículos, la obra ha obligado a cortar el paso durante mes y medio en esta zona de paseo junto al río Ibaizabal, frecuentada por muchas personas de Usánsolo, Bedia y Lemoa, que a partir de ahora podrán seguir disfrutando del entorno con plena seguridad.

El ayuntamiento de Bedia denuncia que al poco tiempo de finalizadas las obras ya se han producido pequeños actos vandálicos contra la infraestructura ya que alguien ha roto y robado los candados que sujetaban unos pivotes de madera colocados para evitar el paso de vehículos motorizados por el camino recién arreglado.