Noticias

 
Un año más el pueblo de Bedia se juntó para celebrar la llegada de los Reyes Magos y el nacimiento de Jesus. Chocolate para hacer frente al frío y un ambiente agradable ocupó las calles de Bedia y después el fronton. Varios vecinos de Bedia participan en la reproducción del nacimiento de Jesus, que cada año acoge a más gente, tanto a mayores como a los más pequeños. Éstos, no dudaron además en sentarse encima de los Reyes y pedir lo que ellos más querían, los regalos. La fiesta se alargó hasta última hora. Ahora solo queda esperar otro añito para poder recibir de nuevo a los Reyes Magos.