Noticias

 

Bedia contará para el presente ejercicio 2015 con un presupuesto total de 1.179.023 euros, un 6% más que el pasado año 2014 (que ascendió a 1.111.413 millones), y sin subir, por segundo ejercicio consecutivo, ningún impuesto ni tasa municipal.

El presupuesto para este año, aprobado por unanimidad en el último pleno municipal, prevé una inversión por valor de 208.372 euros, destinada fundamentalmente a la reparación del frontón municipal, seriamente dañado por un incendio ocurrido el 10 de julio del pasado año.

“La apuesta está encaminada a cubrir las necesidades mas prioritarias y los servicios básicos, con criterios de eficiencia y racionalización del gasto”,

El Ayuntamiento dedica 334.532 euros, el 28,37% del presupuesto total, a gastos corrientes en bienes y servicios. Se trata de una cantidad destinada al funcionamiento del ayuntamiento (pagos de suministro de luz, agua, telefonía, limpieza del edificio, etc.) y para alguna pequeña obra.

Por otro lado, las cuentas municipales incluyen 302.000 euros en concepto de transferencias corrientes para actividades culturales, euskera, igualdad, etc.

Un año más, Bedia incrementa las partidas destinadas a actividades culturales, permitiendo, no sólo el mantenimiento de todas ellas, sino su mejora en varios casos, destacando en este área el nuevo servicio de Ludoteka y Gaztetxoko, puesto en marcha el pasado mes de enero.

Los gastos de personal se mantienen en las cifras del ejercicio anterior, ya que no se han aplicado subidas salariales a la plantilla, y ascienden a 332.177 euros, el 28,17% del presupuesto.  

En el capítulo de ingresos, el 66,93% de los mismos (789.051 euros) procede de transferencias corrientes. Esta partida incluye los ingresos procedentes de Udalkutxa y del Gobierno Vasco.

El Ayuntamiento de Bedia puede presumir de una tesorería saneada. El pasivo financiero asciende tan sólo a 1.940 euros, el 0,16% del presupuesto, y se corresponde con la liquidación de Udalkutxa 2014, que fue negativa.

Incendio del frontón

El siniestro que afectó a la cubierta del frontón el pasado verano ha influido en la elaboración de las cuentas municipales ya que el coste de su reparación ha debido ser incluido en los nuevos presupuestos. Es decir, el Ayuntamiento tiene que adelantar el dinero de la obra a la espera de recibir la correspondiente indemnización por daños.

Estas gestiones están siendo muy lentas y a día de hoy no sabemos que cantidades recibirá el ayuntamiento por estos conceptos.